Quiero que mis estudiantes lleguen a ser...
















Quienes trabajamos en el mundo del aprendizaje tenemos asumidas unas creencias y nos mueven unos objetivos de los que conviene que seamos tan conscientes como sea posible. Conviene, también, hacerlos explícitos. Nuestro trabajo es entonces mucho más claro y honesto.

Por mi parte, quiero que mis estudiantes lleguen a ser personas que, durante toda su vida...

  • Hagan el esfuerzo de conocerse y comprenderse a sí mismas.
  • Hagan el esfuerzo de conocer y comprender a los demás.
  • Sientan curiosidad, se hagan preguntas, busquen respuestas, se formen su opinión y compartan lo que saben y opinan.
  • Cuestionen lo establecido.
  • No pierdan nunca la pasión por aprender.
  • Sean proactivas, tomen la iniciativa, luchen por no depender de nadie.
  • Asuman la conexión e interdependencia de todos los seres.
  • Se arriesguen.
  • Sean ciudadanas honestas, responsables y solidarias, absolutamente intolerantes con la injusticia.
  • Sepan trabajar solas y con otras personas.
  • Asuman, valoren, defiendan y promuevan el respeto mutuo y la diversidad.
  • Entiendan lo que lean y oigan.
  • Sepan expresar lo que necesiten o quieran expresar.
  • Sean capaces de actuar como científicos y como artistas, con rigor y creatividad.
  • Desarrollen constantemente su intuición, su emocionalidad y su intelecto.
  • Lleguen a ser personas adultas conectadas siempre con su niño y su adolescente interior.
  • Sean conscientes de qué les apasiona, y luchen por ello, vivan por y con ello.
Y ese futuro se construye desde ya, día a día, momento a momento. Si esto es lo que quiero, la primera persona responsable de hacerlo posible soy yo.

¿Qué quieres tú?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada