La tauromaquia en las escuelas es una aberración



Hace poco decíamos en este blog que no existe la neutralidad en las aulas. Efectivamente, ni desde las personas encargadas de tomar las decisiones marco desde arriba, ni desde cada una de las personas que se encuentran a diario en las aulas, la neutralidad no existe: todas esas personas tenemos creencias sobre las que anclamos, conscientemente a veces, inconscientemente otras veces, nuestra actividad.

La noticia de que el Ministerio de Educación español ha propuesto introducir la tauromaquia como una oferta curricular en la Formación Profesional es una absoluta aberración. De momento, vamos a apoyar la campaña de concienciación del PACMA y a invitar a todos a participar en cualquier tipo de acción o campaña dirigida a detener esta barbaridad. Si esto llegase a aprobarse en los despachos de un ministerio y de un gobierno que hace tiempo ya que perdió los papeles en todo lo referente a la educación, como en otras muchas cosas, apostaremos por la insumisión pedagógica y el boicot en los centros educativos. Quienes diseñan y gestionan desde arriba el sistema educativo español han demostrado repetidamente su ineptitud como gestores, su mediocridad como generadores de propuestas, y su absoluto desprecio por las personas. Desde la aprobación de la Constitución en 1978, la clase política española ha sido incapaz de poner las necesidades y los intereses de la ciudadanía a corto, medio y largo plazo, en lo referente a la educación, en el centro de las prioridades de los sucesivos gobiernos y parlamentos. Y seguimos con más de lo mismo. Hay muchas razones fuera de las aulas por las que el sistema educativo español ni es ni llegará a ser como el finlandés, del que tanto se habla en un debate con frecuencia descontextualizado, tramposo e injusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada