El aprendizaje emocional empieza dentro de cada persona



El desarrollo y profundización de la inteligencia emocional de una persona empieza por ella misma. A medida que el espejo interior en el que se observe con curiosidad y honestidad le devuelva una imagen de sí misma cada vez más rica y completa, será capaz de ver a las demás personas con la misma curiosidad y honestidad para ver, respetar y apreciar la riqueza y complejidad que hay en ellas también. Abrir la ventana a través de la cual miramos a los demás sin mirarnos desde antes y, después, al mismo tiempo, en nuestro propio espejo, nos puede llevar más fácilmente a juzgar que a entender. Cada persona es un universo que podemos descubrir y disfrutar desde el descubrimiento y disfrute de nuestro propio universo interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada