Más que una metodología: el Aprendizaje Basado en Proyectos como una estrategia de construcción de una sociedad profundamente democrática (1)



Este no es un artículo académico sobre el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). Es, sobre todo, una declaración de principios sobre el ABP que es resultado de años de práctica, indagación, investigación, formación, conversaciones y vivencias en el contexto de programas de ABP en Estados Unidos (PBL, Project-Based Learning) y España.

El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) no es simplemente una metodología. Es la puesta en práctica de una forma de entender la vida, las personas, las relaciones, el trabajo, el aprendizaje, las organizaciones, el mundo como un todo complejo, rico e interconectado.
Al ABP no se puede llegar como resultado de una decisión política, ni administrativa, ni siquiera tan solo pedagógica, sino a partir de un profundo y sistemático replanteamiento de creencias, prácticas, modelos, arquetipos, roles, empezando por el nivel individual, continuando por el grupal, y terminando por el organizacional.

Para sumergirse en el ABP hay que sumergirse primero en uno mismo, y luego en las sucesivas capas del mundo de cada cual, y mirarlo todo con otros ojos.


El cambio individual

Te invito a que, antes de leer el resto de este artículo y los que vendrán después, tomes tu Diario de Aprendizaje (DA) y, si no tienes uno aún, aproveches lo que viene ahora para empezar uno. Será una inversión de energía, trabajo y tiempo de la que te alegrarás siempre.
Si te gusta más escribir que dibujar, te invito que escribas en tu DA sobre lo siguiente:
  • En tu opinión, a partir de tu propia experiencia ¿qué es lo más importante, lo que no puede faltar dentro de una persona, para aprender algo nuevo?
  • Explícate, de la forma más breve posible, cuál crees que es el papel de una persona adulta en un aula con 28 adolescentes, por ejemplo.
  • ¿De qué formas aprendes mejor cosas nuevas? ¿Qué formas de aprender te resultan más difíciles? ¿Cómo te sientes con cada una de ellas?
  • Si, cuando eras un estudiante adolescente, hubieras podido tomar decisiones sobre los contenidos, el diseño, la metodología, de tus planes de estudios, ¿qué cosas que no tuviste te habría gustado incorporar a tu experiencia como aprendiente.
Si te gusta más dibujar que escribir, te invito a qud dibujes el borrador de un boceto que muestre cómo sería tu aula ideal. Incluye todo lo que puedas sobre aspectos como:
  • tipo de mobiliario y su distribución
  • organización del espacio
  • tratamiento de ventanas y paredes
  • recursos de todo tipo que te gustaría que estuviesen disponibles
​A todo ello añade, dibujándola, describiéndola, o ambas cosas, la que te gustaría que fuera una imagen de un momento de la vida dentro de ese aula: ¿qué te gustaría que se viese al entrar en ella?

​Estos ejercicios son solo dos ejemplos, tomados de mis talleres sobre ABP, del tipo de preguntas que es muy conveniente que nos hagamos, individualmente, a la hora de plantearnos sumergirnos en el ABP.

¿Qué cosas podemos cuestionarnos o conviene que nos cuestionemos a la hora de iniciar nuestro camino de incursión en el ABP? Todo. Tú mismo puedes hacer tu propia lista e ir trabajando en ella a medida que recorres diferentes etapas en tu trayecto hacia el ABP. Por ejemplo:
  • ¿Para qué voy cada día al centro educativo en el que trabajo? ¿Qué es lo que quiero conseguir? ¿Cuál es el impacto que quiero producir?
  • ¿Cómo empiezo una sesión con mis estudiantes? ¿Cómo la termino?
  • ¿A qué creo honestamente que debo dedicar el tiempo que paso con ellos? ¿Cuál debería ser mi papel cuando estoy con ellos?
  • ¿Sobre qué temas, cuestiones, contenidos, me gustaría trabajar con ellos? 
  • ¿Sobre qué temas, cuestiones, contenidos, les gustaría trabajar a ellos?
  • ¿Sobre qué temas, cuestiones, contenidos, le gustaría trabajar a cada uno de ellos?
  • ¿Es relevante tener respuestas para las tres preguntas anteriores? 
  • ¿Qué siento cuando me hago esas tres preguntas?
  • ¿Cómo quiero sentirme cuando termino una sesión de trabajo con mis estudiantes? ¿Y cuando termino un día de trabajo con ellos? ¿Y al final de un curso?
  • ¿Qué verbos se refieren a lo que creo que debo hacer con ellos?
  • ¿Cómo debo valorar los resultados de sus esfuerzos? ¿Qué parte o partes de lo que hacen debo valorar?
  • ¿Deben evaluarme ellos a mí también?
  • ¿Qué siento al hacerme la pregunta anterior?
  • ¿Cuáles creo que serían las respuestas de mis estudiantes a todas estas preguntas?
  • ¿Cuáles me gustaría que fueran las respuestas de mis estudiantes a todas estas preguntas?
  • ¿Qué siento al hacerme todas estas preguntas? ¿Qué siento cuando pienso que hay muchas más preguntas de este tipo que podría hacerme?
  • ¿Voy a seguir haciéndome preguntas? ¿Cómo me sentiría si siguiera haciéndolo? ¿Cómo me sentiría si no lo hiciera y esta fuera la última?

 continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada